Coco Chanel…una mujer sin perfume es una mujer sin futuro…

…”El acto más valiente que una puede hacerse es pensar por si misma en voz alta”…Coco Chanel

Nació el 18 de agosto de 1883 en el hospicio de Saumur (Maine-et Loire).

Hija natural de Eugénie Jeanne Devolle, una campesina tuberculosa, y de Albert Chanel, un vendedor ambulante, que desaparecía largas temporadas sin dejar más rastro que olor a alcohol y deudas de juego.

Fue la segunda de cinco hermanos, a los doce años, tras la coco_1muerte de su madre, su padre intentó dejar a sus hijos al cuidado de sus abuelos pero estos no los aceptaron. Así, los tres varones fueron acomodados en casas de familias de granjeros y las tres niñas fueron internadas en un orfanato.

Con doce años su padre la aparcó en el hospicio de Obazine. Gabrielle nunca superó aquel abandono. “Quería suicidarme. Durante mi infancia sólo ansié ser amada. Todos los días pensaba en cómo quitarme la vida, aunque, en el fondo, ya estaba muerta. Sólo el orgullo me salvó”.

Un orgullo que, años después, le llevó a su venganza: transformar su humillante uniforme negro del orfelinato en bandera del buen gusto: un Chanel. Odiaba a su familicoco_5a. “No me gusta. Se nace en ella pero no con ella. No conozco nada más espantoso que la familia”.

En 1909, gracias al apoyo de uno de sus acaudalados amantes se radicó en un apartamento en el Boulevard de Malesherbes de París, donde en 1914 abrió su primera tienda de sombreros, Modas Chanel, y a mediados de los años veinte, lanzó el estilo Chanel clásico, que consistía en un traje de punto de lana con una chaqueta recta y sin cuello, una falda corta a juego, que se llevaba con joyas estilo Art Déco y coco_4un sombrero marinero sobre el pelo corto. Su triunfo fue liberar a las mujeres del rígido guardarropa de la belle époque

Chanel no diseñó durante la II Guerra Mundial y la posguerra pero en 1954 revivió con éxito el tan subestimado por entonces estilo Chanel. Su Chanel nº 5, uno de los perfumes que creó, se hizo famoso en el mundo entero.

Avejentada, maquillada como una trasnochada actriz de cine mudo y resentida por sus fracasos sentimentales, sólo cuando se encerraba en su casa, una habitación del hotel Ritz, volvía la Chanel frágil del hospicio de Obazine. Una huérfana de 88 años que se anclaba frente al televisor hasta la madrugada para no reunirse con los fantasmas. “Es como una enfermedad. No me decido a despegar el culo del asiento. Me horroriza ir a acostarme. Hace diez años que no me han besado en la boca…”.coco_3

La revista musical estadounidense Coco (1969) de Alan Jay Lerner y André Previn está basada ecoco_6n su vida.

El 10 de enero de 1971 Coco Chanel terminó su largo reinado sobre la moda falleciendo en París. “Seré una mala muerta. Cuando esté bajo tierra me agitaré, y sólo pensaré en regresar para volver a empezar”. A los funerales de despedida asistieron Salvador Dalí, Yves Saint Laurent, Paco Rabanne y Balenciaga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: