Lola Membrides…o el fantasma del Teatro Lara

Ha habido gente que trabaja en el Teatro Lara , que la ha llegado a oir cantar desde su camerino, estando el teatro cerrado y vacío, las puertas se abren solas y cuando algo no le gusta también se nota su energía muy presente.

Actriz dramática argentina, hija de españoles. Su trabajo supuso un puente entre la cultura escénica española y la argentina. Aunque comenzó como tonadillera dentro del género chico, su triunfo le llevó a representar a los grandes escritores de la escena de habla hispana y llegó a ser protagonista en obras de Jacinto Benavente, Federico García Lorca, los hermanos Machado y otros destacados escritores.LOLA_MEMBRIVES

Hija de inmigrantes españoles, sus primeros pasos sobre los escenarios los dio actuando como tonadillera, y debutó en Madrid en 1904, en el Teatro Apolo. Logra el éxito en América con obras de José Padilla.

Gracias al enorme éxito cosechado, pudo comenzar a interpretar papeles dramáticos y cómicos de obras de los más variados autores, con las que realizó giras triunfales por España e Hispanoamérica.

Recibió su formación en España y su debut en el teatro español tuvo lugar en el Teatro Apolo de Madrid a principios de siglo; fue éste el primero de sus grandes éxitos por toda España e Hispanoamérica. En el año 1905 viajó a Buenos Aires, donde continuó una carrera artística que duró más de sesenta años. En 1920 creó en Argentina su propia compañía, al frente de la cual trabajó hasta 1927 y obtuvo numerosos reconocimientos. En 1929 regresó a España y estrenó dos nuevas obras, Pepa Doncel, de Jacinto Benavente, y La Lola se va a los Puertos, de los hermanos Machado, obras que también representó, al año siguiente, en Buenos Aires.

En 1932 le llegó el año de los actos honoríficos y sus dos países más queridos, Argentina y España, le ofrecieron un homenaje en el Teatro Avenida. Los estrenos continuaron deparándole éxitos. Representó Teresa de Jesús de Eduardo Marquina y, al año siguiente, dio a conocer en Argentina al poeta granadino Federico García Lorca con su obra Bodas de Sangre, que alcanzó un importante éxito en todo el país.

Prosiguió llevando a las tablas obras de Lorca, como La Zapatera prodigiosa y Mariana Pineda, de forma que logró establecer definitivamente al controvertido poeta en la escena argentina. Con la representación de El Otro, de Miguel de Unamuno, el gobierno español le condecoró con el Lazo de Isabel la Católica.

El estallido de la Guerra Civil Española mantuvo a Lola Membrives lejos de la escena española; durante el conflicto permaneció en Argentina e hizo alguna incursión en el cine. En 1939 volvió repetidas veces a España, donde estrenó las últimas obras de Jacinto Benavente y aprovechó la ocasión para dar a conocer las obras de algunos escritores argentinos. A lo largo de su carrera obtuvo numerosas condecoraciones por su trabajo, en especial por su labor difusora del teatro español en Argentina. Fue miembro titular del Instituto de Cultura Hispánica y también fue galardonada con la medalla al Mérito en el Trabajo.

Algunos de los más destacados dramaturgos de la primera mitad del siglo XX, escribieron para ella papeles como los Madreselva y Ventolera (1944) (Hermanos Álvarez Quintero), Las adelfas en 1928 y La Lola se va a los puertos en 1929 (Antonio y Manuel Machado) o Pepa Doncel (1928) (Jacinto Benavente). De éste último también interpretó, durante varias temporadas Señora Ama y La noche del sábado y estrenó La infanzona en Buenos Aires en 1945.

Su trayectoria abarca también obras de Calderón de la Barca, Lope de Vega, José Zorrilla (Don Juan Tenorio), Pedro Muñoz Seca, Alfonso Paso, Alejandro Casona, Enrique Jardiel Poncela, Eduardo Marquina, José María Pemán, Luigi Pirandello (La vida que te di), Oscar Wilde (El abanico de Lady Windermere) y Eugene O’Neill (Anna Christie).

Igualmente, fue una de las más importantes intérpretes, junto a María Tereza Montoya y Margarita Xirgu, del teatro de Federico García Lorca, al que conoció en 1931 y con quien realizó una gira por Hispanoamérica. Representó Bodas de sangre en 1933 y dos años después La zapatera prodigiosa, que había estrenado la Xirgu.

Su última función la representó en el Teatro Odeón de Buenos Aires en las obras Los verdes campos del Edén, de Antonio Gala. A su fallecimiento en la ciudad de Buenos Aires, el 31 de octubre de 1969.teatro_lara_butacas

Cuenta la leyenda que en el Teatro Lara (Corredera baja de San Pablo,15, Madrid) habita el fantasma de Lola Membrides, ella actuó durante muchos años en este teatro y su espíritu reside en el teatro.

Durante las representaciones de “Días de vino y rosas” Papín Lucadamo hizo una exposición de fotografía en el hall del teatro llamada “El fin de la carlara_esqueletone”, eran representaciones de esqueletos de diferentes tipos de animales, durante el montaje, algunas de las personas que estaban trabajando ahí, pudieron sentir com
o a Lola no le gustaba la exposición, se abrían y cerraban puertas y se iba y volvía sola la luz. Al terminar de montarla leímos los carteles y cual fue nuestra sorpresa al ver que en el cartel del único esqueleto humano que aparecía en la exposición ponía Lola Membrives.. ¿Sabría Papín de la presencia de Lola???

Fuentes:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/membrives.htm

http://fantasmasteatros.blogspot.com.es/2009/10/teatro-lara-madrid.html

http://www.somosmalasana.com/teatro-lara-historia-e-imagenes-de-la-bombonera-de-malasana/

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: